publicidad

publicidad

En una relación siempre hay una primera vez para todo, como  por ejemplo aquel momento donde dices: “él puede ser el indicado” o “Ella es la chica correcta”. La frase puede conducir a un escenario feliz, lleno de colores y matices sacados de una película de amor, con un final de: “felices por siempre”. Sin embargo, también es posible caer en la tristeza futura, la inevitable ruptura y esa sensación que te obliga a comenzar de cero.

Volver a levantarse podría ser una de las cosas más odiosas de la vida y muchas veces cuesta mucho ¿verdad?

Cuando nos enamoramos quedamos enganchados a una especie de droga (algo así), nuestras neuronas de gratificación se abren y liberamos una hormona llamada dopamina que es la causante de hacerte sonreír y amar a alguien. El problema surge cada que dejamos de alimentar esa hormona y el cerebro pide más y más; ahí comienza la travesía.

Para alimentar es hormona no necesitas enamorarte otra vez, debes encontrar un espacio que te ayude a encontrarte a ti misma(o) y que te distraiga de lo que no es importante. Una de las cosas más sencillas que puedes intentar es estar en la cocina, ese lugar que te permite experimentar sabores, colores y texturas para crear sensaciones inigualables. Además, te permitirá explorar, aventurarte y probar nuevas experiencias y quizá  sea la “formula ideal”.

A continuación te presentamos 5 opciones si quieres superar aquel mal amor que tuviste.

1. Toma clases de cocina

Pocos sitios en el mundo activan la creatividad, en ella hay tradición y compañerismo, el famoso calor de hogar. Métete de lleno a este lugar, prueba, experimenta y ofrece lo mejor de ti para tu familia o amigos con un toque maestro agregando tu toque a cada plato.

via GIPHY

2. Cocina con tus amigos 

Cocinar con alguien fortalece el vínculo que tienes con esa persona porque impulsa un sentimiento de complicidad y armonía que solamente al calor del fuego puede salir a flote. Disfruten el momento y prueben sus habilidades. Las competencias amistosas siempre son buenas para probar el máximo de tus conocimientos.

via GIPHY

3. Visita ferias de food trucks

No hay nada más divertido que probar nuevas cosas y tener nuevas experiencias, esto lo puedes conseguir de una forma muy orgánica si te decides a explorar los “food trucks” de tu ciudad. Comer en la calle puede resultar una experiencia emocionante para tu paladar.

via GIPHY

4. Acude a una copa de vino

Qué mejor para acompañar una deliciosa comida que una buena copa de vino, educa tu paladar con los sabores de la uva mediante una copa de vino. Las mejores copas de vino las puedes encontrar en muchos lugares de Latinoamérica, lo mejor es que cada fin de semana abren sus puertas a los visitantes ansiosos de aprender a degustar esta bebida.

via GIPHY

5. Cocina una cena para tus seres queridos

Une vez que hayas experimentado la armonía que produce cocinar no querrás dejar de lado este sentimiento y al contrario, te sentirás obligado a compartirlo con las personas que más quieres. Así, juntos podrán crear nuevos recuerdos que te harán olvidar los sinsabores de la vida.

via GIPHY

Hay que saber que en una relación siempre hay una primera vez para todo, pero en la cocina también. Tal vez todo se mida en facetas y tiempo, pero como afirmaba Albert Eistein:

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Una recomendación para expandir tus conocimientos y gustos en la cocina es sacar tu lado aventurero y comienza a brindarle a tu paladar la oportunidad de comer algo que difícilmente probaría a diario: insectos, frutas, hongos, lo que sea. Pierde el miedo y comienza a degustar la vida. ¡La vida hay que vivirla!

A %d blogueros les gusta esto: