publicidad

publicidad

Las asambleas escolares pueden resultar ser un tanto tediosas: hallarte con tus ex-compañeros y charlar de qué forma va la vida, qué ha sido de ellos, si saben que pasó con el resto de la generación y de qué forma ha alterado el clima, puede ser algo incómodo, mas no tan incómodo como lo que les sucedió a estas 2 personas.

Criminal rompió en llanto cuando supo que conocía a la juez

En la ciudad de Miami, Florida, la juez “Mindy Glazer”, se hallaba dictando sentencia para el caso de un hombre que fue detenido por latrocinio. Fue entonces cuando se dio cuenta que ya conocía a este hombre, años atrás, en secundaria. “Arthur Booth”, se postró frente a la juez e instantes después se dieron cuenta que sus semblantes y nombres eran familiares. La juez Glazer, le pregunta si asistió a la escuela secundaria de Nautilus y, de forma instantánea, podemos ver de qué manera la cara de Booth se aprecia alegre. Para después romper en lloro al rememorar su penosa situación.

Resulta que estos 2 individuos acostumbraban a jugar juntos en la escuela, más la vida los llevó por caminos separados, y a uno le fue mejor que al otro.

La juez dijo lo siguiente: “Siempre me pregunté que había sido de él. Me entristece verlo en estas circunstancias”

Booth cubre su cara mientras que llora, y Glazer añade:“El era uno de los chicos más afables en la secundaria. Acostumbrábamos a jugar futbol, miren lo que ha pasado”

La prima de Booth, Melissa Miller, afirmó que Booth acostumbraba a ser un estudiante ejemplar, aparte de un enorme atleta, más las drogas lo llevaron por un mal camino.

La juez le deseo suerte, y le afirma que espera que recupere el rumbo de su vida, para entonces fijar una fianza de 44,000 dólares estadounidenses. ¡Vaya suerte la de este hombre!

Mira el vídeo aquí:

A %d blogueros les gusta esto: