publicidad

publicidad

La mayoría de las personas que van al gym quieren glúteos grandes y de acero (incluso los chicos esperan ese resultado, lo sabemos), no por nada se esfuerzan de manera tan constante en mantener una figura espectacular. Sin embargo, muchas veces los resultados no suelen ser los esperados, pues existen factores que obstruyen sus objetivos, en especial aquellos consejos o comentarios de personas que se creen muy profesionales pero en realidad no lo son.

Pero no te preocupes, aquí nos hemos dado la tarea de buscar los mitos y verdades más comunes, que a su vez explican las razones sobre el porqué tus glúteos no se ejercitan correctamente, puedas corregir esos errores que nos desvían de lograr un cuerpo fitness y así poder alcanzar tus objetivos sin problemas ni retraso alguno.

¡Despídete de los Mitos y Descubre las Verdades!

1. MITO: Los famosos ejercicios Aeróbicos

Todos, absolutamente todos los ejercicios aeróbicos queman la grasa, pero la de todo el cuerpo, no solo la de tus glúteos. Para aumentar la efectividad del ejercicio aeróbico prueba ejercicios a intervalos de alta intensidad.

2. VERDAD: Entra de una vez en armonía con tu mente y cuerpo, busca la conexión mente-trasero

Si apenas te estás iniciando en el mundo del gym y en llevar una vida fitness, trabajar  los glúteos puede necesitar de una mayor concentración, ya que es probable que no te des cuenta de si estás haciéndolo correctamente. Tu cuerpo te envía señales, aprende a entenderlas, reconócelo y empieza a trabajarlo de manera consciente.

3. MITO: Usar pesas hasta que hagan magia

Aplicar el uso de pesas en tus ejercicios no hará  que el tamaño de tus glúteos incremento del todo, de hecho llegará un punto en el que, aunque sigas entrenando habrá un estancamiento. Los ejercicios con pesas serán indicados cuando lleves un tiempo entrenando y notes ese estancamiento en tu progresión; al ejercitar los músculos se rompen fibras musculares que se sustituyen por otras más grandes y fuertes mientras se está en reposo.

4. VERDAD: No estás dando todo tu esfuerzo, ya es hora trabajar tus músculos al máximo

La proporción entre la cantidad de peso a aplicar y la cantidad de repeticiones es importante llegado este punto, tenemos que incluir una variedad de diferentes tipos de repeticiones cuando entrenamos Glúteo. Para lograr nuestro objetivo, tanto las fibras musculares tipo I y tipo II deben crecer al punto cúspide, según muchas investigaciones se indica que entrenamientos de altas repeticiones producen crecimiento de las fibra tipo I; por el contrario los entrenamientos con bajas repeticiones fomentan el crecimiento de la fibra del tipo II.

5. MITO: Beber agua para acumular la grasa, harán que crezcan

¡Que no te engañen! Lo que se acumula en tus glúteos y en el resto de tu cuerpo es grasa, no agua. Si alguna vez te han dicho que beber mucha agua hará que la grasa de tu cuerpo se acumule en tus pompas, están equivocados pues el agua hace que se eliminen las toxinas a través del sudor y de la orina. Claro que no por esto dejarás de hidratarte, recuerda que la mayor parte de nuestro organismo está compuesto por agua, así que mantén un equilibrio para que no desmayes; solo no esperes que por arte de magia tus glúteos aumenten al beber agua.

6. VERDAD: Busca el ejercicio adecuado para ti

Cada persona es un mundo totalmente diferente y cuenta con unas características personales propias de sí. Por lo que debes saber que es peligroso tratar de forma homogénea a todos los sujetos, sobre todo cuando se trata de nuestro cuerpo. En lugar de forzarte y frustrarse a sí mismo con la misma rutina, aun cuando no ves los resultados esperados; mejor habla con un especialista, prueba nuevas rutinas… Hasta que encuentres el ejercicio que se ajuste a ti, a tu cuerpo y a tus necesidades.

7. MITO: ¡Las sentadillas y las zancadas lo son todo!… (En realidad NO)

En primer lugar solo piensa en las personas atractivas que te inspiran a seguir tus objetivos fitness, notaras que todo su cuerpo está bien trabajado… Ahora bien, no creerás que eso lo lograron con hacer solo un tipo ejercicio ¿o sí?. Pues ya no te hagas falsas ilusiones, para alcanzar tener los glúteos y tu cuerpo soñado deberás ejercitarte por completo y no limitarte a trabajar solo un área y menos con solo uno o dos ejercicios.

Algunos ejercicios como las sentadillas y lunges activan bastante el músculo glúteo mayor inferior pero no activan tanto el superior. Otros ejercicios como las abducciones de cadera tumbados, fomentan lo contrario (activan el superior pero no el inferior).

¡Así que centra bien tus metas y busca trabajar de la forma adecuada, no te desanimes y diviértete intentando probar con más ejercicios!

8. VERDAD: La Alimentación adecuada es esencial

Como dice el dicho, “Eres lo que comes”… De nada servirá que hagas todo el ejercicio del mundo si no te alimentas bien. Intenta consumir al menos una ración de proteína en cada comida para así recuperar masa muscular. No dudes en tener una charla con tu nutricionista y tu entrenador para obtener la dieta que mejor te convenga.

Toma nota: El Porcentaje de carbohidratos, grasa y proteínas ingeridas. El Número de las mismas, así como el pre y post entrenamiento que realicemos es un factor fundamental a considerar.

9. MITO: No son útiles las bicicleta elíptica o de spinning

¡Falso! Estas Las bicicletas pueden ser muy útiles también de acuerdo a como las implementes  en tus rutinas, pues ayudan con el fortalecimiento de los músculos; Sin embargo no debes “excederte” con su uso, alterna de vez en cuando su aplicación en la rutina para que tus músculos no se acostumbren, rétalos, mantenlos en movimiento.

10. VERDAD: Tienes pocas horas de sueño o No Duermes lo necesario

El estrés, un bajo rendimiento y problemas de salud son solo unas pocas de tantas consecuencias del mal dormir. Es necesario poner atención a este factor, ya que mientras duermes también ayudas a tu cuerpo a mantenerse sano, durante tus horas de sueño se mejora tu metabolismo, aumenta la resistencia física junto al desarrollo de los músculos, entre muchos más beneficios; y claro, tu cuerpo no responderá bien si lo continuas desgastando sin darle el descanso que se merece.

A %d blogueros les gusta esto: