publicidad

publicidad

Las piscinas son inodoros gigantes, y según una encuesta, alrededor de uno de cada cinco hombres admitió haber orinado en una piscina al menos una vez en su vida. Incluso el nadador más famoso del mundo, Michael Phelps, dice que “todo el mundo” lo hace. Claro, la gente piensa que al orinar no pasa nada, que solo es orina, pero déjame decirte que la ciencia no dice lo mismo.

La orina en las piscinas puede ser mas grave de lo que crees

Ahora los científicos finalmente han descubierto una manera de cuantificar cuánta orina hay en nuestras piscinas, y los resultados probablemente no te complacerán.

Un equipo de investigación canadiense ha hecho pruebas en 31 piscinas y tinas calientes, encontrando evidencia de orina en cada una de ellas. Los investigadores encontraron que en promedio había 30 litros de orina por cada 412 mil litros de agua.

Los resultados fueron más preocupantes en las tinas calientes. Ya que en una bañera de hidromasaje de un hotel se encontró con que tenia 3 veces mas orina que una piscina normal.

Los investigadores calcularon esto a través de la medición de los niveles de acesulfame de potasio, o Ace-K, en piscinas y tinas de agua caliente. El 95% de esta sustancia pasa directamente a través del cuerpo sin cambios y se deshecha por la orina, por lo que es un buen indicador de los niveles de ésta en el agua.

 

Gizmodo Xing-Fang Li, profesor del Departamento de Laboratorio de Medicina y Patología de la Universidad de Alberta, ha dicho que ha sido una buena idea usar esta sustancia para tener una medición más exacta del contenido de orina en el agua, ya que los productos químicos que se liberan reaccionan con el cloro en el agua y forman los llamados “subproductos desinfectantes”, o DBPs.

 

Algunos de estos productos químicos pueden ser tóxicos, así que los nadadores están expuestos a sustancias que pueden causar efectos negativos en la salud.

 

A través de algunas estimaciones, y mediante la prueba de las muestras de orina, el resultado fue que el 100 por ciento de las piscinas probadas contenían Ace-K.

Lindsay Blackstock, una estudiante graduada de la Universidad de Alberta y primer autora del estudio dijo lo siguiente:

Eso no significa que no debas nadar en la piscina; sin embargo, los beneficios de mantenerse activo a través de la natación, superan los riesgos potenciales que utilizamos como justificación para el estudio. ¿Entonces que significa esto para usted? El profesor Li no quiere avergonzar a nadie, pero esto es realmente educación pública

¡No lo hagas, no mees en la piscina!. añadió.

En cuanto a hacer pis en los océanos, todavía está bien. Los productos excretados por los seres humanos son muy similares a los productos excretados por los peces. Solo estarías agregando algo a la mezcla, así que no sería algo de que preocuparse.

Así que para la próxima piénsalo dos veces antes de hacer pipí en las piscinas.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: