publicidad

publicidad

El día de hoy les traigo la historía de Adrián Solano, un esquiador venezolano cuya historia le está dando vuelta al mundo pues, a duras penas y con muchísima dificultad, participó en la prueba de 10 kilómetros en el Mundial de Esquí Nórdico, celebrado en Lahti, Finlandia. Adrian Solano fue descalificado en el kilómetro seis, e iba perdiendo por casi 30 minutos en comparación con el ganador, y ahora, entre burlas, se le ha bautizado como “El Moussambani” del esquí, y lo han llegado a llamar “El peor esquiador de la historia”.

Adrián Solano, el peor esquiador del mundo

Él estaba en una extrema desventaja frente a algunos de los mejores de esquí del fondo del mundo, ya que, hasta llegar a la competición esta semana, Solano nunca había visto la nieve. Lo cual es ridículo ya que se suponía era un esquiador.

El campeonato empezó este martes en la localidad finlandesa de Lahti. En la carrera de 10 kilómetros, Solano atrapó la atención de todos los medios y espectadores gracias a este penoso incidente. Sin embargo, y a pesar de no poder completar la distancia, recibió una ovación por parte del público.


Cabe destacar que no era sólo él quien se encontraba en ese Mundial, pues había cuatro venezolanos más participando en las múltiples contiendas: César y Bernardo Baena, Adrián Solano y Donato Agostinelli, todos clasificados en los últimos lugares de la clasificatoria del sprint de 1,6 kilómetros.

de seguro se estaran preguntando, ¿cómo es que Adrián llegó hasta un Campeonato Mundial sin haber pisado nunca la nieve? Solano confesó que fue hace 12 meses cuando descubrió el esquí de fondo. César Baena, su entrenador y también esquiador venezolano, le animó a probar: “vio que tenía potencial y mucha constancia”.

Lamentablemente su perseverancia no bastó, pues no sólo demostró su deficiencia en el deporte, sino que se convirtió en el hazme reír de su país.

En la ficha de Solano, que aparece en la página web de la Federación Internacional de Esquí, no consta que haya participado en ninguna prueba antes del Mundial, y el club al que indican que pertenece -el Ski Alliance- se presenta en Twitter como “una alianza de esquiadores nórdicos de élite”.

Y esto no termina aqui, ya que despues de los videos salieron miles de memes, y todo estoy para burlarse de Solano y de los venezolanos.


Solano en una entrevista dijo:

“Yo también me río de mis caídas, pero cuando la risa se vuelve ofensa e insulto deja de tener chiste”. En su viaje ha repartido resúmenes curriculares y asegura tener ya “invitaciones para entrenar en Rusia, Bélgica, Polonia y Finlandia”.

La participación de Solano en estas clasificatorias ha sido destacada como la esencia del espíritu olímpico. La competición convoca a 60 países del mundo, cada uno con derecho a cuatro puestos, que se disputan la clasificación para la competencia. Como resultado muchos participantes novatos y amateur tienen la oportunidad de medirse y participar codo a codo con los profesionales, que suelen pertenecer a los países nórdicos como Finlandia, Suecia y Dinamarca.

Pues, fuera de toda la burla y los memes y todo lo que se dijo se Solano y los venezolanos, este hombre admitió que metió la pata y que hizo el ridículo. Aun así tiene un buen espíritu de competencia y puede llegar a ser bueno, aunque ya los memes y los vídeos quedarán para la historia.

A %d blogueros les gusta esto: